Capo d’orso

Majestuoso, quizá con la melancolía que transmite su forma pétrea, la figura rocosa de Capo d’Orso, es uno de los mayores atractivos de Costa Esmeralda y Palau. Hasta aquí llegan todos los turistas que buscan una foto del “animal” mirando al horizonte, quién sabe si vigilante o asustado ante la evolución de una costa que un día fue tranquila y hoy es un tremendo destino turístico de primer orden.

Lo que hoy vemos es un capricho de roca de granito pasajero, esculpido a lo largo de millones de años por viento y lluvia, modelando una silueta que un día alguien atribuyó a un oso. Después de dejar el coche (imprescindible llegar con coche), caminaremos ascendiendo durante unos diez minutos por unas escaleras que nos llevan a los pies (o las patas) del oso. Desde aquí las fotos de Capo D’Orso mirando Palau y el archipiélago de la  Maddalena son realmente espectaculares.

Información

En invierno suele permanecer unos meses cerrados, de modo que siempre es mejor informarse antes de ir. El parking no es gratuito, y si vemos sitio es mejor aparcarlo fuera. Los menores tienen descuento. El horario es de 9 de la mañana a 9 de la noche.

Como llegar a Capo d’Orso


Ver mapa más grande