Palau

Palau engaña a primera visto. Parece que no tenga nada de especial de no ser porque necesitamos pasar ella para llegar a las Isla Maddalena, Capraia,  Santo Stefano y Spargi, además de las islas menores de Razzoli, Budelli y Santa María. Pero la calidad de sus playas y su litoral marino y su ambiente casi todo el año la hacen merecedora de una estancia en su territorio.

Como sucede con otras pequeñas poblaciones costeras de Cerdeña, Palau debe su crecimiento al turismo, y prueba de ello son la cantidad de villas lujosas en la costa que se extiende desde el centro, o los hoteles y restaurantes.

Desde su puerto salen con suma frecuencia y horarios prefijados, los ferries y aliscafos que desembarcan en las islas del archipiélago de la Maddalena.

Además del submarinismo, muy fácil de practicar gracias a las escuelas y centros de buceo que abundan en Palau, otra de las actividades más recomendables son los minicruceros y excursiones en velero que recorren las mejores playas de la Maddalena en un día. La salida es sobre las 10 de la mañana y el retorno a las 18, con el atardecer.

Sin embargo, las playas cercanas a Palau conocidas como Capannaccia, Barranisa, Isola dei Gabbiani y Porto Puddu – Porto Pollo son internacionalmente conocidas por ser uno de los mejores lugares para practucar Windsurf en toda Italia, con escuelas para aprender

Podemos llegar a Palau en coche o en el “Trenino”, un tren que discurre desde Sassari a Tempio Pausania hasta Palau.

Cerca de Palau se encuentra al oeste Santa Teresa Gallura, y al este discurriendo por la costa y dirección Porto Cervo y Olbia, está la formación rocosa con forma de oso en Capo D’Orso, que es uno de los atractivos más frecuentes para los turistas que vienen a sacarse una foto (advertimos que hay que pagar a la entrada, pero se puede ver desde la carretera.)

Los campings de Palau se hallan situados en Punta Acapulco y Punta Nera, mientras que dispersos por toda la Costa hay hoteles y resorts.

La Sardegna ofrece servicios de ferries, alquiler de coches y reserva de alojamientos en hoteles en el Palau y el resto de Cerdeña.