Isla Budelli

La Isola di Budelli es una de las islas que componen el archipiélago de La Maddalena, en el nordeste de Cerdeña. Se encuentra a unos cientos de metros al sur de las islas de Razzoli y Santa María, separadas del paso de Chiecca di Morto. Tiene un área de 1.6 kilómetros cuadrados, y el punto más alto es el monte Budello con una discreta altura de 88 metros.

Junto al resto de las islas del archipiélago, ya eran conocidas por los romanos con el nombre de insulae Cuniculariae, probablemente estaban habitadas en tiempos prehistóricos, ya que se encuentran en la ruta de obsidiana entre Cerdeña, Córcega y Toscana.

Spiaggia Rossa, la playa rosa de la isla de Budelli en la Maddalena
Spiaggia Rossa, la playa rosa de la isla de Budelli en la Maddalena

La belleza de la isla reside del mismo modo en la fragilidad de un entorno que el ser humano puso en peligro.  Los colores turquesas de sus aguas contrastan con el verdor de vegetación, y los colores dorados de las rocas de granito. Deshabitada, está prohibido desembarcar, y su playa más famosa, la Spiaggia Rossa, solo se puede ver desde el mar. Aún siendo una lástima no poder pisar la playa ni nadar en sus alrededores…

Ya antes de que llegase explotase el turismo el director italiano Antonioni Michelangelo grabó en 1964 escenas de de su película “El desierto rojo”.

Spiaggia Rossa

Budelli es considerada una de las islas más bellas del Mediterráneo, muy conocida en el extranjero por su famosa playa rosa, en Cala di Roto, en la parte sureste de la isla. Debe su color típico y el nombre a los fragmentos de microorganismos de corales y conchas como la Miriapora truncata y Miniacina miniacea, triturados por la erosión como si fueran granos de arena.

La razón por la que se cerró su acceso es por el estúpido y egoísta gesto de turistas que se llevaban la arena a casa, causando un daño tremendo.

El resto de la costa no tiene nada que envidiar a la Costa Esmeralda, con una sucesión de pequeñas calas, rocas y acantilados que colorean el mar de una manera única. Destacan Cala Piatto, Cala Cisternone, Cala di Trana y Cala del Cavaliere.

Es posible bañarse en la isla, pero sólo en una zona determinada. Toda la parte septentrional del archipiélago está cerrada a la navegación.

El último habitante de Budelli

Mauro Morandi fue el último en vivir en la isla. Llegó a Budelli de casualidad, cuando su embarcación naufragó en sus costas en 1989, y la fascinación fue tal que decidió venir a vivir en una choza, ajeno a cualquier lujo. Su figura fue tan querido como controvertida. Para algunos era el “guardián” de la isla, encargado de protegerla y limpiarla. Para el grupo de inversores  helvético Nuova Gallura Srl, que poseía la isla hasta que el estado nacionalizó la isla fue un quebradero de cabeza. Y para el estado italiano y las autoridades significó un problema solo resuelto en 2018 cuando le expulsó de Budelli bajo el argumento de que no podía vivir dentro del Parque Natural Nacional creado en 1994.

CÓMO LLEGAR A BUDELLI

El traslado por mar solo es posible desde las localidades de la cercana Costa Smeralda, con excursiones en barco organizadas desde Palau o desde la Maddalena.

Si desea llegar a la isla de Budelli con su propio bote o con un pequeño bote alquilado, primero debe solicitar los permisos necesarios a la Administración del Parco della Maddalena. El riesgo es sanciones es alto y con importes elevados. Además, debe recordarse que el acceso está permitido solo en ciertas áreas de la isla y que deben respetarse los límites de baño y navegación.

TOURS Y EXCURSIONES A LA ISLA DE BUDELLI

MAPA DE LA ISLA DE BUDELLI Y LA SPIAGGIA ROSSA