Isla Caprera

Cala Portese

La isla de Caprera forma parte del archipiélago de la Maddalena, en la costa noroccidental de Cerdeña. Se trata de una porción de tierra con apenas altura, con vegetación de macchia mediterránea y con playas de arena blanca en sus 34 km de costa.

Caprera, pese a ser una isla está conectada a la isla Maddalena por un puente artificial de tierra, lo que facilita una visita para descubrir las calas casi vírgenes y bucear disfrutando de sus fondos marinos. Una de las playas más bellas está en el fiordo de Cala Brigantina, debajo del Monte Teialone.

En la costa oeste de la isla, al lado del núcleo ex-militar de Stagnali, hallamos el barracón forestal de la Reserva de Caprera, mientras que al sur nos acercaremos para ver la vista de Porto Palma y la islita del Porco.

La costa nord-occidental ofrece también otros destinos interesantes como las calas Napoletana y Caprarese, Cala Serena y la Isola degli Italiani, junto a la Cala di Garibaldi, que suele tener más movimiento de turistas.

Las playas de la zona este son menos accesibles, y cuentan con pequeñas playas a las que se puede llegar por mar si contamos con un barco. Cala Napoletana es otra playa que asemeja un paraíso, al norte de la isla de Caprera, a la que se accede por un camino de tierra.

 En 1981 la isla de Caprera paso del control militar a convertirse en reserva natural, abierta al turismo que acude por sus playas y para buscar la casa museo de uno de los héroes italianos, Giuseppe Garibaldi, que vivió sus últimos años recluido aquí. Miles de turistas acuden cada año para visitar uno de los puntos señalados de la historia de Italia.

Casa Museo Garibaldi

La casa de Garibaldi

En una casa blanca levantada por él mismo, con vistas al mar, el camisa roja que logró la unificación de Italia en 1861, pasó su etapa final de la vida Garibaldi, 26 año, después de la muerte de su amada Anita.

La finca la adquirió en 1855, años después de pasar por aquí camino del exilio en Túnez.

Su interior es un viaje al pasado ya que conserva todavía los muebles y objetos personales del general, tal y como quedaron a su muerte en 1882, incluso el reloj marca la hora de su muerte, honrrándole.

En el exterior, además de la tumba está una estatua de mármol que exhibe majestuoso la pose de Garibaldi.

Después de una vida llena de aventuras, surcando el río de la Plata, luchando por la independencia de Uruguay, y sobre todo después del desembarco en Marsala que dio paso al proceso de unificación de Italia, Garibaldi encuentra en Caprera ese lugar en el mundo donde descansar apaciblemente, alejado del jaleo político de finales del siglo XIX.

Para llegar a la casa basta con cruzar el puente- malecón y seguir las indicaciones, atravesando un pinar que nos conduce al museo.

Hoteles en la Maddalena

Como la isla dela Caprera es reserva natural no se puede dormir, si bien la cercanía con Maddalena donde hay numerosos hoteles es la mejor opción,



Booking.com