Costa Verde y Dunas de Piscinas

La Costa Verde recibe su nombre del manto de rica vegetación mediterránea (lentisco, madroños seculares, olivos),  que desciende de las montañas hasta el mar, entre valles y dunas de arena; enraizándose como dedos que se sumergen en la arena, mostrando su reverencia  al paso del viento Mistral, un escultor perfecto que ha pulido la figura de los árboles hasta refinar su tronco casi paralelo al suelo.

dunas_playa_piscinas

La Costa Verde se sucede a lo largo de 47 kilómetros de la costa oeste de Cerdeña (entre el tramo costero que serpentea Portixeddu y Torre dei Corsari), con un hilo pertinaz de  hermosas playas, salpicada de calas rocosas y acantilados imponentes  que caen a plomo sobre el mar.

La Costa Verde conserva la historia de su pasado minero, como el pueblo de Buggerru, previo a la bahía de Cala Domestica, y que da paso a la playa de Portixeddu. Con la presencia de un viento tan fuerte, es lógico que sea uno de los destinos preferidos para hacer surf en Cerdeña (sobretodo en invierno cuando las olas son más pronunciadas). El mar raramente está calmado, y la espuma blanca es otro de los colores de la Costa Verde.

Una de las diferencias de esta parte de Cerdeña es la ligazón que guarda con la tradición mineral de antaño . Es prácticamente una zona que se ha mantenido casi intacta, suspendida en el tiempo, basada hasta mediados del siglo pasado en las actividades mineras. Pensemos que poblaciones como Ingurtosu, Montevecchio y Buggerru producían el diez por ciento de la producción mundial de plomo y zinc. Tras el cierre de las actividades de producción y el abandono de tierras, La naturaleza ha sido capaz de llevar a cabo su venganza, que crece de forma espectacular, para dar lugar a un ecosistema único. Casi podríamos decir postapocalíptico.

Minería Costa Verde

Minería Costa Verde

Las ruinas de los pueblos mineros abandonados, sus antiguos edificios, y los túneles donde aún resuenan los pasos de los mineros que trabajaban allí se han convertido en auténticos monumentos, patrimonio mundial de la Unesco.

Piscinas, la playa de las dunas gigantes

Una de las mejores playas de la Costa Verde es la de Piscinas, 3 km de playa resguardada por dunas de arena de hasta 50 metros de alto. El impacto al llegar a la arena desde el verde y montañoso interior de la isla es increíble. Nos parecerá un desierto sobre el mar.

Los lugareños presumen con fanfarronería de que su arena llegó volando desde el Sáhara, y no en vano sus dunas nos recuerdan al paisaje africano, permitiendo paseos muy sugestivos entre arena y vegetación que crece en las dunas.

La Costa Verde es también el hogar del ciervo sardo, establecido aquí durante siglos, y que ha vuelto a reinar en estas montañas después de haber corrido el riesgo de extinción. No es raro que, en la madrugada mientras camina por la arena, encuentre una reunión de ciervos que van al mar.

Como llegar la Costa Verde

Ubicada en el suroeste de Cerdeña, perteneciente al municipio de Arbus y la Provincia de Medio Campidano. Para llegar a la Costa Verde, a través de Marina di Arbus y Portu Maga, las vías de acceso más comunes son tres  Sant Antonio di Santadi por el Norte (SS 126 ), Montevecchio procedentes del este (SP 65 ) , y Ingurtosu si llegamos a la Costa Verde desde el sur (SS 126.).

Vídeo de la playa y las dunas de Piscinas