Tortoli

Tortoli, es una pequeña población sarda de poco más de 10.000 habitantes, capital de la provincia  de Ogliastra junto a Lanusei.

Ogliastra situada en el centro de Cerdeña, entre las provincias de Nuoro y Cagliari y bañada por Mar Tirreno, es con sus 23 municipios y 50 mil habitantes, la menos poblada de Italia.

Tortolì se ha convertido en los últimos años el centro más importante del territorio de Ogliastra. Al crecimiento de la ciudad, basado hace décadas en una economía agrícola, ha contribuido sin duda al puerto de Arbatax y el nuevo aeropuerto, creado por iniciativa de los empresarios locales.  De este modo, Tortoli es actualmente un nucleo turístico importante al alcance de muchos europeos.

El origen del nombre de Tortoli no se ha esclarecido totalemente, pero los expertos en toponimia creen que deriva de un antiguo puerto que los pisanos renominalizaron en Tortohelie.

Geográficamente, su ubicación es muy cómoda, por lo que es actualmente un nucleo con numerosas conexiones, tanto por tierra, estación de tren,  puerto abierto al mar y a través del aeropuerto de Arbatax. A pocos metros sobre el nivel del mar, el territorio de Tortolì supone una buena síntesis de los extremos de la naturaleza típica de Cerdeña; con hermosas playas, y el paisaje  montañoso y  salvaje del Gennargentu. Este extenso macizo montañoso  situado en la zona centro-oriental de Cerdeña, entre la provincia de Nuoro y Ogliastra. Comprende las cimas más altas de la isla: el Monte Espada (1.595 m.), la Punta Erba Irdes (1.676 m.), el Bruncu Espina (1.829 m.), la Punta Paulinu (1.792 m.) y la Punta La Marmora (1.834 m.).

Ante esta cierta antítesis, Tortoli siempre ha sido definido como un país a medio camino entre la esencia de una villa marinera y la presencia de la sombra montañosa del Gennargentu.

Tortoli también está atravesada por un pequeño río, el Río Foddeddu , que desemboca directamente en el mar cerca del puerto.

Que ver en Tortoli

En el centro de la ciudad se encuentra  la antigua catedral de Tortoli, la Iglesia de San Andrés, del siglo XVII y de estilo barroco, aunque el edificio actual sin embargo, es el resultado de reformas del XVIII. La iglesia, consta de tres naves donde y  se pueden admirar numerosas obras de arte además de  un altar de mármol de proporciones enormes.

El área cerca del puerto,  llamado Arbatax, es famosa por sus rocas rojas, que da nombre al festival de blues que se realiza en tortoli cada verano. Estas rocas están compuestas de pórfido rojizo, y diorita  negra, que emergen del mar simulando ser unos farallones, una especia de escenario dolomítica surgido del mar.

Rocas de Tortoli
Rocas de Tortoli

También en la zona portuaria de Arbatax tenemos la torre española y la Torre de San Gemiliano (ubicada en el lado opuesto de la colina), construida por los españoles en el siglo XVI; ambas erigidas para defenderse de los frecuentes ataques de los piratas.

Yendo más al sur, pasando por la torre de San Gemiliano, llegamos al hermoso Lido di Orri , que se caracteriza por la arena blanca y fina.

Desde el punto de vista arqueológico destacamos a la  salida de Tortoli el parque natural de San Salvatore, complejo en el que será posible admirar el pueblo nurágico, la tumba de los gigantes  (Tomba dei giganti) y algunos menhires en pie que datan de un período comprendido entre 1700 y 1800 a. C.

Otro de los atractivos turísticos de Tortoli son sus playas, ambicionadas por su arena clara y fina que da al mar un color de fondo marino muy azulado.

Historia de Tortoli

Los primeros testimonios sobre la historia de Tortolì (aunque su fundación se remonta al 3000 a.C.) se remontan a la época del Imperio Romano cuando pueblos extranjeros – cartagineses- la dominaban. Posteriormente, el paso de godos, árabes, y luego el periodo de reinado español dejó huellas de todo tipo en Cerdeña y Tortoli en particular. Una fecha especialmente destacada para la ciudad es el1100, cuando entra a formar parte del Giudicato de Cagliari y se convirtió en la sede del condado de Quirra.

Su historia reciente está más documentada, en 1807 se convirtió en la capital de la provincia hasta 1859 cuando  Lanusei se lo arrebata, y Tortoli se convierte en parte de la provincia Cagliari. Una de las páginas más negras de la historia tuvo lugar en 1869, cuando llegua la viruela, portada por un preso enfermo que extiende la enfermedad generando muchas víctimas. Nuevamente la viruela en 1908, y la mal llamada gripe española recrudecieron y mermaron la población de Tortoli.

Durante la segunda Guerra Mundial, Tortoli, pero sobre todo el puerto de Arbatax, fueron bombardeada por 18 aviones para detener la actividad comercial y militar con la península de Italia. Pocos años antes había recibido la visita de Mussolini. En 2005, Totoli pasa a territorio de la provincia de Nuoro.

Cerca de Tortoli

En los alrededores de Tortoli encontramos los municipios de Girasole y Lotzorai al norte, Bari Sardo al sur, y al oeste  Villagrande Strisaili e Ilbono.