Pula y Parque Arqueológico de Nora

La población de Pula es conocida por dos cosas, la primera es por ser el destino turístico de muchos italianos, no sólo sardos, que llegan en masa cuando el sol luce. La segunda es por el yacimiento fenicio y romano de Nora, uno de los más importantes de toda Cerdeña.

En Pula podemos disfrutar de la gastronomía de Cerdeña con los productos de la huerta de Pula, conocidos por su calidad, destacando los tomates, las frutas y el cultivo de flores.

En centro histórico de Pula no ofrece muchos atractivos, y es que para hacer las mejores fotos tenemos que salir un poco de la ciudad. Caminando por la Via Nora o por la Via Efissio (un paseo de treinta minutos), los caminos se juntan para llegar a la iglesia de Sant’Efissio. El templo tiene como escenario las aguas azules de Cerdeña, y se levantó encima de las ruinas de una necrópolis fenicia. Los terrenos fueron donados por el Papa Urbano II a los monjes vitorinos de Marsella, que diseñaron el edificio románico primitivo, con influencia franco-catalana.

La iglesia que hoy en día observamos es fruto de un cambio estructural en el siglo XVII y de una reconstrucción de la fachada en el XVIII ya que la anterior se derrumbo

Parque arqueológico de Nora

La localización de la ciudad fenicia no era fruto de la casualidad. Levantada sobre el promontorio del cabo de Pula, y separada de tierra firme por un istmo que se extiende en dos puntas, de esta forma permitía una buena defensa al mismo tiempo que poseía una franca salida al mar para navegar y comerciar.

Aunque hay testimonios físicos de que ya estaba habitada en tiempos de la civilización nurágica, Nora adquirió notoriedad con la fundación fenicia (entorno al siglo VIII a.c.), que convirtió al sur de Cerdeña en un foco de actividades comerciales. Los romanos heredaron una ciudad floreciente, pero la desarrollaron hasta convertirla en capital de la Cerdeña romana, y en estación de transito del intercambio entre el Norte de África y Europa.

Este enriquecimiento reportó una urbanización a la romana, es decir añadiendo todos los elementos típicos de la ciudad romana, con villas, necrópolis, teatro, etc…

La caída del imperio supuso el abandono paulatino de Nora, agravado por las incursiones piratas que dejaron demasiado expuesta la ciudad.

Visita al Parque arqueológico

Del periodo púnico aún se conservan barrios, casas y santuarios como el dedicado a la diosa cartaginesa Tanit, además de una necrópolis parcialmente mantenida. De la ciudad romana ha perdurado el foro, las termas, las calzadas, un pequeño teatro bien conservado del siglo II d.c., mosaicos perfectamente conservados del pavimento de las casas y el sistema de aprovechamiento hídrico y abastecimiento de agua de Nora, diseñado a partir de conductos subterráneos. El mar custodia parte de la ciudad, los muelles y otros edificios sumergidos, y en la base de la torre se ha identificado la acrópolis, con restos de fortificaciones púnicas y romanas.

Recomendamos hacer la visita guiada para profundizar en el conocimiento de los restos de Nora, y disfrutar aún más de la visita al parque.

Los restos de Nora han sido restaurados en varias ocasiones, la primera en 1889, varias en el siglo XX (1952,1960 y 1990), que han permitido mantener y conservar el patrimonio, y gestionar los recursos turísticos que ofrece.

La visita al reciento arqueológico se debe acompañar de la entrada al museo de Civico Arqueológico Giovanni Patroni de Pula, donde se exhiben piezas de las ruinas de la primigenia ciudad fenicia y de la posterior urbe romana. Existe una entrada combinada al museo y al parque.

La oficina de información turística de Pula la gestiona Proloco , y se halla en Casa Frau, en la Piazza del Popolo.

Tours a Nora

Get Your Guide

Como llegar a Pula

Pula se encuentra en la zona más meridional de Cerdeña, en las costas del Golfo de Cagliari. Dista apenas 33 km de la capital de la isla, y podemos llegar en apenas tres cuartos de hora. Debemos salir de cagliari hacia el sur y conducir por la SS 195 hasta alcanzar Pula.


Ver mapa más grande