Oristano

Oristano es la capital de la provincia con el mismo nombre, emplazada en un golfo de la costa oeste de la isla, con Bosa más al norte e Iglesias al sur. Del núcleo primigenio nurágico surgió el enclave comercial fenicio, que después pasó a romanos, bizantinos hasta ser la capital del Giudicato de Arborea en la edad media, su época de máximo esplendor.

Mucho menos masificada por el turismo, y mejor comunica para dirigirse al norte o al sur, Oristano puede considerarse un buen emplazamiento para realizar rutas por la zona oeste de Cerdeña.

Sus fiestas, su gastronomía, sus playas, y con especial atención su entorno medioambiental, formado por diferentes espacios protegidos (entre otros  el Parque Natural del Monte Arci, y el área marina de la Península del Sinis – Isla Mal di Ventre), son un incentivo diferente al de la Costa Esmeralda y su ajetreo. No olvidemos que dos ríos importantes serpentean por Oristano, el Tirso, el más largo de la isla que desemboca en su Golfo, y el Temo, navegable en una parte de su cauce.

Que ver en Oristano

De la muralla del centro histórico sólo pervive la Torre di Mariano II, del siglo XIII, como un islote de lo que fue el recinto que protegía la ciudad en la edad media. La Cattedrale di Santa Maria Assunta llama la atención por su campanario de planta octogonal del siglo XIV, si bien su origen es del XIII cuando artistas lombardos la levantaron. A comienzos del 1.700 se rehizo perdiendo gran parte del estilo original.

La otra gran iglesia de Oristano es la Chiesa di San Francesco, edificada en en torno al 1250, pero destruida completamente en el siglo XIX y que el maestro Gaetano Cima rehizo con la forma actual.

Piazza Eleonora y Piazza Manno son otros dos de los puntos importantes de la ciudad. La primera recibe el nombre de la heroina Eleonora d’Arborea, que promovió la denominada Carta de Logu, uno de los primeros documentos con formato de Constitución más antiguos. La segunda  se encuentra asomada al Duomo, donde surge el Palazzo Arcivescovile, levantado por los Piamonteses durante su dirección política de la isla.

Si bien Oristano no tiene salida a la playa, en pocos minutos podemos salir en coche hacia Torre Grande, un arenal donde se encuentra la torre aragonesa más grande Cerdeña, que en su día fue faro.

Fiestas de Oristano

Oristano es mundialmente conocida por sus carnavales y en particular por la fiesta de Sa Sartiglia, un momento mágico que se celebra el último domingo de carnaval y el martes sucesivo, cuando los caballos toman la calle y sus jinetes participan en un torneo que consiste en ensartar la espada que blanden en una estrella de plata que cuelga en el recorrido del centro de Oristiano, por donde discurren los caballos.

Sa Sartiglia
Sa Sartiglia

El origen se remonta al siglo XVI (o incluso antes ya que parece ligada a la llegada de los cruzados y a fiestas que la corona de Aragón introdujo en la isla), avanza la llegada de la primavera y el cambio de ciclo estacional con lo que supone el rito de bendición de la llegada de la próxima cosecha, y por extensión a la agricultura, no en vano la economía local durante siglos.

Su Componidori es el caballero que dirige la ceremonia, realizando tres saludos que dan pié a la fiesta, seguidos de la bendición de los ciudadanos que portan el “pippia de maju”, un simbólico ramo de violetas. A este maestre de los caballeros, así como a su cortejo, lo designan los gremios que organizan el evento. Las jóvenes de la ciudad se encargan del rito silencioso e íntimo de vestir y colocar la máscara tradicional al Su Componidori anual.

Otra de las partes más emocionantes de la “Sartiglia” comienza con las carreras en la Via Mazzini, maniobras espectaculares y arriesgadas de los jinetes, conocida como las “Pariglie”.

Rutas por la provincia de Oristano

Si nos animamos a salir del centro de la ciudad y visitar el resto de la provincia y la región, una de las metas imprescindibles es la antigua Tharrosen la orilla sur de la península de Sinis. Sus sugestivas ruinas se pueden visitar con una guía de la cooperativa que gestiona el parque arqueológico, que nos explique su historia, la fundación fenicia, su urbanización romana y su decadencia ante los ataques sarracenos.

Para los amantes de la naturaleza y particularmente del avistamiento de pájaros, podemos hacer una excursión a Mistras, a apenas 12 km de Oristano, y donde los flamencos rosas, característicos de Cerdeña descansan tranquilos, siendo posible observarlos de cerca.

Playas

Oristano también está considerado uno de los entornos más atractivos por sus playas, de aguas cristalinas y sin ningún atisbo de contaminación, están llamadas a ser una de las joyas del tiempo estival de la isla. A pocos kilómetros de Oristano está la playa de Is Arutas, formada por millones de granos de cuarzo que le confieren unos tonos blancos. Su arena está protegida y está prohibido llevarse un sólo grano bajo severas sanciones.

Algunas de las opciones que recomedamos son las playas de S’Archittu,Santa Caterina, Putzu Idu, y S’Anea Scoada, además de visitar el oasis de la Península di Sinis, donde escondidas en la vegetación típica mediterránea podemos encontrar sus tortugas.

Otros enclaves recomendables a visitar en la provincia de Oristano son los pueblos de San Vera de Milis, Milis, San Leonardo de Siete Fuentes, Santu Lussurgio y su carrera ecuestre además de probar sus quesos; las iglesias de Bonacardo, Cuglieri, el estanque de Cabras al norte, o Santa Caterina de Pittinuri.