Orgosolo y sus murales pintados

Orgosolo es uno de esos pueblos que uno querría inventar si tuviese la capacidad creadora de colocar joyas sobre la Tierra, y al mismo tiempo, un ejemplo de como la creatividad artística y la originalidad de sus murales pueden conseguir que un pueblo desconocido del interior de Cerdeña aparezca en todas las guías de la isla como etapa imprescindible.

Orgosolo se ha convertido así en una oda a la resistencia contra la opresión, un paraíso muy terrenal donde conviven Garibaldi, Gramsci, Frida Kalho, Rosa Luxemburgo, Gandhi, Che Guevara, el Guernica de Picassa, con escenas de la vida tradicional de  Cerdeña, como vecinos de pared, representados en murales que dan color a este pequeño pueblo.

El origen de los murales que se asemejan a la tradición muralística mexicana (con Diego Rivera como máximo exponente), procede de un primigenio mural que un grupo de anarquistas milaneses dibujaronen 1969. Se trataba de un contexto políticamente cargado de simbolismo con el mayo del 68 francés, la guerra de Vietnam y los movimientos de izquierda. En 1969 los habitantes de Orgósolo se posicionaron ante el ejecutivo italiano que pretendía ubicar en los alrededores instalaciones militares. En la que se conoce como “la lucha de Pratobello”, niños y ancianos, y gentes de todo tipo ocuparon las tierras donde se pretendía levantar el polígono militar, consiguiendo que se desistiera su construcción.

Unos años después, Francesco Del Casino, el profesor toscano de Orgósolo lleva a cabo una iniciativa con sus alumnos de la escuela media, basada en dar color a los muros del pueblo. Posteriormente, el local Pasquale Buesca junto al grupo cultural “Le Api” complementa los murales con dibujos de marcada temática social y ambiente campesino, mostrando la historia sociopolítica, los problemas, y las luchas sociales en las que sus habitantes han mostrado su caracter indómito isleño, fiero pero honrado.

Hoy en día Orgosolo cuenta con más de 150 murales, repartidos por el pueblo de manera que podemos realizar una ruta fotográfica a pié

Fiestas y eventos en Orgosolo

El turismo que proporciona la ruta de los murales ha permitido colocar Orgosolo en el mapa, y fomentar la difusión de la cultura y las tradiciones locales. En esta línea, desde 2006 se viene celebrando el Festival de la Ciencia, que vincula la cultura popular con el conocimiento científico.

Entre las más arraigadas y autóctonas está el canto a capella de un coro de cuatro voces cuyos componentes son conocidos como “sa vohe” el solista, la contra “sa hontra” , el bajo (“su bassu”) y la mezza-voce “sa mesu-vohe”. De las fiestas religiosas destaca la que honra a la virgen de la Asunción a mediados de Agosto, la “Nostra Sennora de Mesaustu”, cuando una procesión de caballos y gente vestida con trajes tradicionales de Barbaglia, corteja acompañando el desfile de 4 cofrades portando sobre los hombros a la “Madonna durmiente”. Después se lleva a cabo el Palio de  “Sa vardia”,una frenética carrera de caballos donde parejas o tríos de jinetes exhiben sus acrobacias arriesgadas por el centro de Orgosolo. Después de los nueve días festivos, del 14 al 23 de agosto, la procesión nocturna coloreada también por los trajes y los caballos, cierra el festejo.

Consejos

Hay sólo dos hoteles en el pueblo y al llegar tendremos que “sufrir” las sucesivas curvas hasta llegar a Orgosolo ya que está en la falda del monte Lisorgoni (978m), en la región denominada por los Romanos “Barbagia”, tierra de los bárbaros.

Video de los murales