Gastronomía de Cerdeña

La preservación de una gastronomía secular tiene que ver mucho con la escasa contaminación del fast food globalizador. En Cerdeña aún se valora y conserva el buen hacer en la cocina, donde además siempre están presentes los quesos sardos, el pan, los diferentes tipos de pasta rellena y muchos otros elementos.

Malloreddus alla Campidanese
Malloreddus alla Campidanese

La dieta variada de la gastronomía sarda es uno de los argumentos que se cita como razón de la longevidad de los sardos, entre los que viven más años de todo el mundo.

Los quesos de Cerdeña tienen su raíz en la densa tradicional pastoril.

Recetas y platos destacados de la gastronomía sarda

La variedad es tan amplia y con diferentes formas locales o regionales de preparación que casi cada hogar tiene sus propios platos y recetas preferidas. Sin embargo, a lo largo del año hay algunas delicatesen que siempre están presentes como Porceddu o porcheddu, Pecorino sardo, Pardulas, Pane carasau, frattau e guttiau, Mungetas Malloreddus, Ispinadas, Fregula , Fiore Sardo, Culurgiones, Coccoi a pitzus, Casu Marzu o Frazicu, Callu de Crabittu (Caglio), Bottarga di muggine, Abbamele o el postre de las Seadas o Sebadas.

Culurgiones

Los Culurgiones son una de las especiliadidades de pasta sarda, similar al raviolo y típico de la Ogliastra y del interior de Cerdeña. Se rellana con patata, menta y queso pecorino, y suele condimentarse con salsa de salchicha, tomate y albahaca. Tradicionalemente se preparaban después de la recolección de la cosecha, como agradecimiento para que sean propicias las nuevas siembras.

Malloreddus

La pasta de los Malloreddus es de las que no se olvida, e incluso fuera de Cerdeña se chupan los dedos llamándolos los gnocchetti sardi. El nombre proviene del dialecto malloru, que equivale a toro. En las diferentes zonas de Cerdeña se les conoce con diferentes nombres: cigiones o ciciones en la zona de Sassari; cravaos en Nuoro o macarones caídos en la parte del Logudoro. La receta más conocida son los malloreddus alla campidanese, es decir con ragú de salchicha, albahaca, hilos de azahar y por supuesto pecorino.

Porceddu o porcheddu

Quién no lo prueba casi no puede decir que ha estado en Cerdeña. El Porceddu es uno de los platos más sabrosos y famosos, a partir de un lechón asado de unos cuatro o cinco kilos de peso que aún maman. Se prepara girándolo para que se haga de forma homogénea durante tres a cinco horas, aromatizado con hojas de mirto y romero,

Fregula

La Fregula o fregola es uno de los platos más peculiares. Similar pero no igual al cuscús ya está documentada en textos del siglo X, aunque se piensa que los fenicios la introdujeron en la isla. Se acompaña de pescado y maricos, o de salsa de tomate y albahaca.

Bottarga di muggine

Sabroso y peculiar, la botarga di muggine consiste en las huevas de este pez que se compactan…
Su preparación es costosa y solo apta para maestros, que consiguen una masa compacta que se debe conservar refrigerada y luego rallada para condimentar pasta o consumir directamente con pan.

Seadas o Sebadas

Las seadas son uno de los postres más famosos de Cerdeña (aunque antes era un segundo plato muy reconstituyente). De origen español se cocina a partir de dos discos de harina de sémola rellenos de queso pecorino fresco, aromatizados con limón, fritos, y rociados después con miel o azúcar.

Abbamele

La Abbamiele se produce a partir de la miel de los panales, que después de sumergerse en agua se separa el polen de la miel trabajándola con las manos y haciendo que se mezcla con las rallladuras de la piel de limón o naranja, sin que cristalice y se haga caramelo.

Pane carasau, frattau y guttiau

Cuando se visita Cerdeña uno de los obsequios y souvenirs que con frecuencia se llevan sus visitantes es el pan Carasau. La variedad de panes secos es abundante y es que el pan era uno de los productos que los pastores se llevaban a la montaña para consumir los solitarios meses de invierno. Normalmente el carasau se prepara con la sémola de grano duro, y es un producto que nunca falta en la mesa sarda, consumido en cualquier comida, y combinado con todo, quesos, embutidos, carnes o pescados. Su capacidad de absorción la hace complementaria en platos como el pane frattau. El Pane pane guttiau es un carasau aromatizado con aceite y romero, azahar, peperoncino o tartufo.