El misterio de los Nuraghe – Construcción típica de Cerdeña

Entre los misterios más interesantes por resolver, dejando de lado la Atlántida, el significado de Stoneage, o las figuras de la isla de Pascua, hallamos uno de los más inquietantes en los Nuraghe.

Repartidos por toda la geografía de Cerdeña, de Norte a Sur y de Este a Oeste, con especial densidad en el interior de la isla, hallamos las construcciones Nuraghicas.

Nuraghi típico de Cerdeña
Nuraghe típico de Cerdeña

Al igual que Sicilia, el condicionante insular de Cerdeña, y sobre todo su montañosa orografía, contribuyó a que civilizaciones indígenas pudieran desarrollarse hasta que la presencia de imperios como el romano impulsó la decadencia de estos microcosmos poblacionales.

Pero…que son los nuraghe?….Círculos megalíticos?, anillos de piedra orientados hacia los puntos del horizonte por donde salía el sol?, fortalezas de guerreros sardos? Observatorios astronómicos? Centros rituales para la divinización? Sepultura de sacerdotes?… Lo único cierto, hasta que los arqueólogos y los expertos de historia antigua nos saquen (o nos sumerjan) de dudas, es que la relación entre los nuraghi con otras construcciones de las islas Baleares o Grecia es incuestionable.

Los nuraghi constan de una habitación circular en forma de torre con una fila de bloques de piedras superpuestos sin ningún tipo de argamasa de sujeción. Esta técnica definida como ciclópica permite que los pesos se repartan como si de un iglú se tratase, dando consistencia al nuraghi (sólo hay que ver su pervivencia hasta la actualidad).

Dibujo del Nuraghi de Barumini
Dibujo del Nuraghi de Barumini

Se distinguen dos tipos, a tholos, y a corredor. La primera va fijando círculos concéntricos cada vez más cerrados hasta formar una cúpula. Los nuraghis iniciales se comprendían de un solo círculo, pero evolucionan hasta generar auténticos anillos fortificados que dotan de robustez a la construcción.

Su función es la que genera más dudas y discusiones, desde tumbas monumentales, a casa de gigantes, fortalezas, hornos de fundición para metales, prisiones, templos para el culto al sol…

Su altura va de los diez a los veinte metros, y su circunferencia tiene un diámetro de ocho a doce metros.

Con más de ocho mil nuraghi cuantificados (uno cada 4 kilómetros cuadrados), podemos hablar de un tipo de construcción densamente repartida por Cerdeña, si bien encontramos otros tipos de construcciones similares en las Baleares o  en…

El nuraghe de Su Nuraxi, en Barumini, es quizás el más representativo ya que desde lo alto ofrece una panorámica del tholos central rodeado por toda la villa, con tholos o círculos menores.

Nuraghi Barumini
Nuraghi Barumini

Santu Antine a Torralba (donde está el valle de los Nuraghi), en la provincia de Sassari, al que se ha denominado Nurhagico real por su majestuosidad. De la misma tipología, con un bastione que circunda el nuraghe es el de Losa, en Abbasanta.

De los que forman un asentamiento, el nuraghi mejor conservado es el de Serra Órrios, en Dorgali, mientras que el de Santa Vittoria en Serri, era probablemente un lugar más sacro. Expléndidos también los complejos nuraghicos de  Genna Maria (Villanovaforru en Cagliari), y los centros religiosos de Santa Cristina en Paulilatino (provincia de Oristano), su Romanzesu (Bitti), y el solitario nuraghe de Pàras (Isili). En el monte Tíscali podemos visitar uno de los mejores ejemplos de poblado nurágico a través de una ruta de montaña hasta el yacimiento.

Finalmente una manifestación no menos importante de la civilización nuraghica son las Domus de Janas (o casas de hadas como la de Seddini) y las  Tumbas de los Gigantes (Tomba dei Giganti), destacando las de Arzachena: Li Longhi, y Coddu Vecchiu. El descubrimiento de los Gigantes de Monte Prama supuso un salto importante para conocer la capacidad escultórica de las poblaciones nurágicas.

La llega de los fenicios y romanos no supuso el fin de la civilización nuraghica puesto que no se procedió a su destrucción.